¿Por qué Waterpik®?

Cepillarse los dientes no es suficiente

El cepillo de dientes es la base de la higiene bucal diaria, sin embargo, con éste no logramos limpiar todos los rincones de la boca. La irrigación bucal Waterpik®, es la forma más fácil y eficaz de limpiar entre los dientes, así como para llegar a las zonas subgingivales más profundas.

¿Cuándo usar el irrigador Waterpik?

El cepillo de dientes es la herramienta más importante para el control mecánico del biofilm bucal (placa bacteriana) sin embargo, con éste estamos limpiando el 60% de la superficie dental.

El 40% restante pertenece al área interproximal, que ofrece unas condiciones favorables para la acumulación del biofilm bucal causante de patologías y transtornos varios como caries, halitosis, gingivitis, mucositis periimplantaria, etc.

Los cepillos interproximales, las cintas y sedas y los irrigadores bucales se encargan de la limpieza de esta área, eliminando tanto los restos de comida como el biofilm bucal que hay adherido entre los dientes.

Los irrigadores bucales son una buena alternativa para facilitar el cumplimiento de la limpieza interproximal, así como para llegar a las zonas subgingivales más profundas.

Resultados clínicamente probados

Los irrigadores bucales Waterpik® están clínicamente probados para garantizar importantes beneficios a tu salud bucal:

• Mejora la salud de las encías
• Elimina la placa y las bacterias.
• Llega a áreas a las que el cepillo dental no consigue acceder

El uso de los irrigadores bucales Waterpik® también está recomendado para pacientes con necesidades dentales específicas, como la limpieza de aparatos de ortodoncia, el tratamiento de bolsas periodontales, limpieza de implantes y trabajos dentales como coronas, puentes y carillas.

Elimina hasta el

99.9%

de la placa y las bacterias

Hasta

2X

tan efectivo para implantes

Hasta

3X

tan efectivo para aparatos ortopédicos

Hasta

99.9%

más efectivo para la salud de las encías